facebook      youtube   rss

El transporte público madrileño: menos por más

El transporte público madrileño: menos por más

A partir del mes de mayo, la ciudadanía madrileña podrá usar un billete de 10 viajes para los autobuses de la EMT que permitirá hacer transbordo con un solo billete durante una hora. La medida, una antigua reivindicación vecinal, ha pasado desapercibida toda vez que llega en medio de la mayor subida porcentual del precio del transporte público de los últimos 10 años y en plena crisis económica. 

 
details-images

Apenas unos meses después de que la presidenta regional prometiera una contención del precio de las tarifas del transporte público en la región, las vecinas y vecinos de Madrid hemos despertado hoy con la noticia de una subida media del 11% que, en algunos billetes, como el Metrobús, alcanza el 29%.

A juicio de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), tal medida desincentiva más aún el uso del transporte público, un medio que el último año ha perdido 15 millones de usuarios. En una comunidad en la que cerca de un millón de personas viven por debajo del umbral de la pobreza y en la que el 53% de la población tiene dificultades para llegar a fin de mes, una subida de este calibre desincentiva casi definitivamente el uso del transporte público toda vez que no se ofrecen tarifas asequibles para las familias más desfavorecidas.

El nuevo “tarifazo”, sumado al incremento de otros suministros y servicios, como la luz (7%), el gas (0,5%), el agua (3%) o el Impuesto de Bienes Inmuebles, que en la capital sube este año casi un 10% –porcentaje que resulta de la suma de la actualización catastral, fijada en el 5,7% y del incremento del 4% aplicado por elGobierno central–, constituye un ejemplo más de la estrategia asumida por algunas administraciones públicas de privatizar los beneficios, vía “externalización” de servicios, cesión de parcelas a entidades privadas, subvenciones a la educación concertada... y de socializar las pérdidas. Una estrategia, en definitiva, abiertamente antisocial en un momento de crisis económica que requiere, precisamente, un refuerzo de los pilares del Estado de bienestar para garantizar la convivencia y la paz social.

Por último, la federación vecinal llama la atención sobre otro hecho no menos importante: el “tarifazo” confirma el desdén con que las administraciones públicas madrileñas asumen uno de los mayores problemas de nuestra comunidad, la contaminación atmosférica, ante el cual los responsables políticos madrileños solo esgrimen medidas cosméticas como el Plan de Calidad del Aire de Madrid 2011-2015, que queda en papel mojado ante ataques como el que los madrileños sufriremos a partir del próximo mes de mayo.

Escrito por Federación Regional de Asociaciones de vecinos de Madrid

logosomos

logocajas

logocarcel

logoonda

logo15m

Style Sitting

Fonts

Layouts

Direction

Template Widths

px  %

px  %