facebook      youtube   rss

Que no te engañen

Que no te engañen: los vecinos no somos los culpables de la crisis, pero estamos pagándola.

details-images

 

 

Según un estudio de Caritas 11,5 millones de personas en España están en riesgo de exclusión social. Un 22% de las familias viven por debajo del umbral de la pobreza (ingresan entre todos sus componentes menos de 7.800 euros anuales).

Hay casi 6 millones de parados, de los cuales dos millones no cobra ninguna prestación, y la perspectiva es que a final de este año la cifra se eleve a 2,5 millones de parados sin tener ningún ingreso.

Los afortunados que tienen trabajo han visto reducidos sus salarios. Sin contar con las bajadas continuadas de los empleados públicos, el resto de los asalariados han visto subir su salario una media de un 1,3% en el año 2012, mientras que la inflación ha subido un 3’4%.

Con respecto a las pensiones, este año se mantuvieron, aunque con la subida del IRPF se ha cobrado menos al mes. Para el año que viene se han inventado una nueva forma de hallar el Índice de Precios al Consumo, descontando el efecto de las subidas de impuestos. No lo han confirmado, pero si se acogen a este índice para subir las pensiones para el año 2013, esto supondría que la subida sería de 1,3%, cuando la subida real es hasta el mes de septiembre de un 3,4%.

El poder adquisitivo para los asalariados en España en los últimos 15 años ha aumentado apenas un 0,4%,  (desde 1997 hasta la actualidad), a pesar del enorme avance económico de los años anteriores a la crisis. Esto supone que toda la riqueza ha pasado de manos de los que trabajan a los más ricos. El diferencial con Europa es explosivo: el poder adquisitivo en España es un 18% menos que el de Italia, un 27% menos que Francia y un 37% menos que Alemania.

Dos ejemplos básicos de la diferencia de precios básicos en los últimos diez años:

- El bono bus ha pasado de costar 5 euros en 2002 a 12,20 en la actualidad: subida de un 144%.

- La factura media de electricidad mensual ha pasado de 42 euros en 2002 a 80 euros en septiembre de 2012. (un 86%)

Eso sin contar el aumento en el gasto farmacéutico de todas las familias españolas, el pago de servicios sanitarios que antes estaban incluidos en la red pública como pago de ambulancias, fisioterapia, comida especial para enfermos, y un largo etcétera. Y no hablemos de las familias con algún miembro con dependencia qué directamente se están quedando sin nada.

Están destruyendo el sistema sanitario y la educación públicas, la asistencia social, lo están destruyendo todo. Al paso que vamos el dinero de nuestros impuestos va a ir únicamente a pagar a los bancos, no sólo los intereses y la deuda de la administración pública, sino fundamentalmente la deuda privada de los propios bancos y grandes empresas que suponen la mayor parte de la deuda.

Y, en este contexto,  una parte de los vecinos han sido desalojados de sus viviendas por no poder pagarlas. Durante el año 2010 fueron 100.000 las ejecuciones hipotecarias, en año pasado han sido 80.000, y van a seguir expulsando a la gente a la calle.  Y si el número de desahuciados no es mayor es por que los bancos y cajas de ahorro ya no quieren quedarse con más viviendas, y están alargando los procesos de ejecución, no por un sentido de responsabilidad social sino para maquillar sus balances contables.

En la ciudad de Madrid, además de soportar las subidas de impuestos estatales (IVA, IRPF, impuestos especiales…), estamos soportando un incremento bestial de los impuestos municipales.

 

En Aluche el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de un piso de Puerto Chico se ha multiplicado por tres, y en Lucero por cuatro. Y la Plusvalía, por 30 y 33 respectivamente, como podemos ver en los cuadros 1 y 2. ¿Cómo quieren que vivamos?, Ya está bien.

Y todavía el Banco Central Europeo nos plantea que hay que reducir todavía más los salarios y las prestaciones sociales.  Y el gobierno, que está aplicando esas medidas, nos dice que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y ahora tenemos que ajustarnos el cinturón”. ¿Quién ha vivido por encima de sus posibilidades?, la mayoría de los vecinos no, durante estos años hemos estado manteniéndonos, intentando hacer una vida digna.

Sólo podemos luchar, ya no tenemos más que perder.

Por eso os animamos desde las Asociaciones de Vecinos a luchar, a decir que ya está bien, que no nos pueden engañar con falsas promesas. No somos los culpables de esta crisis, nosotros no hemos decidido este tipo de organización de la sociedad en la que la mayoría de la población trabajamos para que un puñado de personas se lleven todos los beneficios. Es hora de decir: BASTA YA. Ésta no es la sociedad que queremos, y no nos queda más remedio que organizarnos para defender nuestros derechos y cambiarla, participando en nuestras asociaciones de vecinos, y en las luchas que se organicen.


logosomos

logocajas

logocarcel

logoonda

logo15m

Style Sitting

Fonts

Layouts

Direction

Template Widths

px  %

px  %